Behavioural Finance 2018-05-25T10:22:07+00:00

Behavioural Finance

Behavioural finance, traducido literalmente como “finanzas del comportamiento”, y conocido como la teoría financiera psicológica o la psicología del comportamiento financiero, explica por qué tomamos ciertas decisiones concretas en materia de finanzas; qué nos empuja a actuar de un modo determinado que, en ocasiones, puede llegar a resultar negativo y perjudicial para nuestros propios intereses (sobre todo, económicos).

Se trata de un campo de las finanzas dentro de lo que podríamos llamar “economía conductual” que propone teorías basadas en la psicología para explicar las anomalías del mercado de valores, como grandes aumentos o caídas en el precio de las acciones. En todo esto, la estructura de la información y las características de los diferentes agentes del mercado influyen en las decisiones de inversión de los individuos, así como en los resultados del mismo.

Por qué es importante el behavioural finance

Behavioural financeLas decisiones que tomamos sobre nuestras inversiones pueden verse influenciadas por emociones propias o por sesgos inconscientes que nos pueden empujar a escoger de manera impredecible e irracional, lo que, muy probablemente, terminará siendo poco favorable para la consecución de nuestros objetivos económicos. Esto ocurre dado que, como inversores, buscamos perseguir las inversiones más rentables del momento. Claros ejemplos son la burbuja inmobiliaria, la biotecnológica o la de Internet. Pero seguir la “moda” en asuntos relacionados con las finanzas no siempre es la opción más inteligente.

En asuntos de dinero, es habitual y comprensible que, por mucho que lo pretendamos, no tomemos decisiones racionales, incluso aunque intentemos pensar y decidir con la cabeza fría. Por qué acabamos escogiendo una opción que termina siendo contraproducente es, precisamente, lo que estudia el behavioural finance.

Este es uno de los motivos por los que, a menudo, se dice que los inversores pueden ser los peores enemigos de sí mismos. Ser expertos en el campo del behavioural finance nos puede ayudar a evitar actuar de manera precipitada y caer en este error.

Tendencia hacia la economía conductual

El premio nobel de ciencias económicas del 2013 recayó en:
Eugene F. Fama, Lars Peter Hansen, Robert J. Shiller

for their empirical analysis of asset prices”

There is no way to predict the price of stocks and bonds over the next few days or weeks. But it is quite possible to foresee the broad course of these prices over longer periods, such as the next three to five years”

Tendencias en los mercados de activos

En la década de los 60 Eugene F. Fama y sus colaboradores demostraron que los precios de las acciones son muy difíciles de predecir en corto plazo y que la nueva información se incorpora muy rápidamente en los precios. Estos hechos no sólo tuvieron un profundo impacto en las investigaciones posteriores, sino que también cambiaron la práctica del mercado. El surgimiento de los llamados index funds en los mercados bursátiles de todo el mundo son un ejemplo destacado.

Si los precios son casi imposibles de predecir durante días o semanas, entonces ¿no deberían ser aún más difíciles de predecir durante varios años? La respuesta es no, como descubrió Robert Shiller a principios de los años ochenta. Shiller descubrió que los precios de las acciones fluctúan mucho más que los dividendos corporativos, y que la relación entre los precios a los dividendos tiende a caer cuando es alta, y a aumentar cuando es baja. Este patrón se mantiene no sólo para las acciones, sino también para los bonos y otros activos.

behavioral_finance

Con este enfoque se interpreta estos resultados en términos como la respuesta de los inversores racionales a la incertidumbre de los precios. Las altas rentabilidades futuras se consideran como una compensación por la tenencia de activos de riesgo en momentos excepcionalmente arriesgados. Lars Peter Hansen desarrolló un método estadístico que es particularmente adecuado para probar teorías racionales sobre la tasación de activos. Utilizando este método, Hansen y otros investigadores han encontrado que las modificaciones de estas teorías a largo tiempo explican los precios de los activos.

Otro enfoque se centra en las desviaciones del comportamiento racional de los inversores. La llamada financiación del comportamiento toma en cuenta las restricciones institucionales, como los límites de endeudamiento, que impiden que los inversores inteligentes se negocien contra cualquier error de precios en el mercado.

Eugene F. Fama, Lars Peter Hansen, Robert J. Shiller han sentado las bases para la comprensión actual de los precios de los activos. Se basa en parte en las fluctuaciones de riesgo y en las actitudes de riesgo, y en parte en los sesgos de comportamiento y las fricciones del mercado.

Bissan, expertos en behavioural finance

En Bissan, hemos desarrollado nuestro propio método. Un sistema de éxito de inversión financiero que captura ineficiencias de mercado causadas por la psicología de masas, como puede ser Value Investing, Momentum, Grandes Marcas con calidad, etc. Toda la tecnología de Behavioral Finance ayuda a las personas a decidir adecuadamente, especialmente, cuando intervienen asuntos e intereses económicos. Dominar este campo nos garantiza conseguir unos resultados excelentes a largo plazo. Le ayudaremos con sus inversiones y nos aseguraremos de contribuir a que escoja correctamente.

CUÉNTENOS SU CASO

Envíe el siguiente formulario

Recibirá una hora de asesoramiento gratuito

y el white paper “Los 10 Errores Más Comunes Del Inversor”