Comprar cuando todo el mundo compra y vender cuando todo el mundo vende…¿o era al revés?

En muchas ocasiones he mencionado que el principal factor de éxito a la hora de invertir no es la correcta selección de valores (stock picking), ni la óptima selección en tu distribución de activos (asset allocation), ni tan siquiera acertar en el tiempo (market timing).

El factor más importante a la hora de invertir es el buen comportamiento del inversor. Dicho de otro modo, podemos elegir inversiones excelentes (que las hay, pero escasean) o que simplemente repliquen el mercado (passive investing), pero aún así, si compramos caro y vendemos barato, no hay nada que hacer.

Me ha sorprendido mucho la evolución del Santander Small Caps (ISIN: ES0175224031). Su gestión es realmente buena y profesional, de la mano de Lola Solana. Lo considero un fondo excelente. Hicieron muchísima publicidad del fondo, incluso con un sonado anuncio el día de fin de año de 2017, que captó muchísima atención, y dinero. Personalmente no creo que sea criticable querer hacer publicidad de un fondo, ¿quién no quiere vender su fondo, su producto o su servicio?

El fondo en Santander Small Caps tiene en la actualidad 1.000 MM€. Pero casi la mayoría de sus partícipes compraron en el momento de máxima publicidad, es decir, durante la campaña televisiva de las Navidades pasadas que logró captar en muy pocos meses más de 500 MM€ y haciendo de este fondo un superventas en España. El mercado ahora se ha girado en contra, algo normal y habitual, y estos partícipes que compraron en máximos ahora están todos perdiendo dinero. ¿Es esto malo? Creo que para nada. Lo malo es que ahora hay un montón de partícipes que están empezando a vender y malvender el fondo en un mal momento.

Fuente: www.finect.com

Fijaros que vendieron barato a inicios de 2015, en febrero de 2016, en julio de 2016, todos momentos realmente óptimos para comprar, y no para vender. Pero luego compraron caro, sobretodo después de la campaña televisiva del fondo.

En fin, simplemente quería ilustrar que el inversor promedio no es precisamente racional, sino todo lo contrario. Puede invertir en un fondo excelente pero que acabe ganando poco o perdiendo dinero por su mal comportamiento. De ahí que el Método BISSAN no se centre tanto en elegir buenos fondos (que os aseguro que también lo hacemos), sino en cuidar al máximo el comportamiento de nuestras familias e instituciones sea el correcto, ya que es el PRINCIPAL factor de éxito a la hora de invertir.

PD: Ahora mismo no estamos vendiendo, sino que seguimos invirtiendo, a pesar de que puedan suceder caídas aún más abultadas.

By | 2018-12-17T08:50:59+00:00 diciembre 15th, 2018|Actualidad, Opinión, Planificación financiera|0 Comments