Herencias 2018-06-11T12:54:01+00:00

¿Cómo puedo gestionar mi herencia?

Luisa no sabe cómo hablar de este tema. Es tan incómodo como importante y, además, inevitable: sabe que en poco tiempo recibirá una herencia que consta de un piso en Eixample de Barcelona valorado en 765.000€ y un apartamento en la Costa Brava valorado en 360.000€, todo a medias con sus 2 hermanos. Además, Luisa heredará varios depósitos por un importe 485.000€ y fondos de inversión por un importe de 275.000€. En total, una herencia de 1.135.000€.

Cuando lo comenta con una compañera de oficina con la que tiene mucha confianza, ella le recomienda venir a BISSAN ya que “ellos te recomendarán qué hacer con el dinero recibido de una herencia”. La mayoría de las personas que recibe dinero líquido o fondos de inversión de una herencia suele gastárselo en 7 u 8 años, y esto era algo que quería evitar.

Después de varias reuniones con BISSAN, llegan a varias conclusiones:

  • El testamento de su madre lo había preparado correctamente su asesor fiscal, minimizando las cargas en el Impuesto de Sucesiones. Sin embargo, dejó sin resolver muchos problemas que podrían llegar a surgir, sobretodo en relación a posibles disputas con sus hermanos una vez su madre falleciera. Así pues, se recomendó otra distribución de activos y pagar algo más a Hacienda pero de modo que hubiera un total acuerdo y aceptación por parte de todos los hermanos.
  • En BISSAN creemos que, dado el caso, es mejor pagar algo más a Hacienda y a cambio que la familia siga unida: lo primero es la familia y el dinero muchas veces lo estropea todo.
  • Fue necesario que los hermanos hablaran entre sí, con su madre presente, para que ella redactara un nuevo testamento. Los cambios no afectaron sustancialmente las cantidades a recibir por cada hermano, pero sí que habría un reparto mucho más sencillo y equitativo.
  • Luisa utilizará la herencia para reducir algunas deudas y preparar su jubilación. En BISSAN se estudió qué importe necesitaba tener ahorrado para jubilarse y mantener su nivel de vida.

El caso expuesto no es un caso real sino que pretende ser un ejemplo ilustrativo. Todos los nombres y detalles son ficticios.