¿Quiénes somos?

BISSAN Value Investing tiene su origen en el mundo de la Banca Corporativa en el año 2005. Antes de fundar la empresa, en Banesto y Caja Madrid cerrábamos operaciones financieras de importes entre 1 y 2.000 millones de Euros con las principales corporaciones españolas e internacionales, como Gas Natural, Autostrade y el Grupo Planeta. Hacíamos desde emisiones de bonos corporativos millonarias, hasta Project Finance, préstamos sindicados, Fusiones y Adquisiciones y todo lo relacionado con banca transaccional.

Y nos gustaba.

Sin embargo, nuestra pasión era, desde hacía  muchos  años, el  mundo  de la

inversión, de manera que desarrollamos un sistema de inversión de éxito basado en value investing y behavioral finance. Conseguimos resultados a largo plazo muy buenos. Y así fue como esta actividad fue tomando forma año tras año hasta llegar a su punto de maduración.

¿De dónde sale el nombre de BISSAN?

En febrero del año 2012 se fundó BISSAN Value Investing, EAFI. Este nombre no es por casualidad: la mujer del fundador se apellida Sánchez y el fundador San Miguel. Pues bien, las 3 primeras letras de ambos apellidos se repiten dos veces, y de allí “dos veces SAN”, o “BI-SSAN”.

Todo proyecto nace de una idea

Lo que hicimos en un principio fue entender, con ojos externos al mundo de la banca de particulares y de la banca privada, qué es lo que nos gustaría que ofrecieran a nuestras familias a la hora de gestionar su patrimonio.
Acostumbrados a un análisis sistemático de las finanzas y las inversiones, simplemente aplicamos nuestra visión sin tener los vicios y costumbres de este sector. Lo que hicimos fue clasificar los distintos agentes según nuestro criterio y ver si honestamente teníamos (o no) algo que aportar.
Lo curioso es que vimos que el sector tenía muchas ineficiencias que provocaban una gran cantidad de problemas, tanto para las propias entidades financieras como para los clientes finales.

Los principales problemas los enumeramos a continuación:

  • Los clientes están obsesionados con las rentabilidades a corto plazo.
  • Los clientes no tienen claro qué quieren ni para qué lo quieren.
  • Las entidades financieras no conocen en profundidad a sus clientes.
  • Existen enormes conflictos de interés dentro de las entidades financieras: tienden a colocar productos de campaña y no a ofrecer lo que sus clientes realmente necesitan (dado que tampoco los conocen).
  • Existe gran opacidad en las tarifas que se cobran a los clientes.
  • Los clientes tienen escasa formación financiera.
  • Las entidades están excesivamente enfocadas al crecimiento a cualquier precio.
  • Los clientes no toman en cuenta la inflación en sus cálculos financieros.
  • Los clientes confunden riesgo con volatilidad.

Ante este panorama, pensamos que si era posible dar solución a estos problemas, nos haríamos con un hueco en el mercado. Lo que hicimos a continuación fue crear el MÉTODO BISSAN para la gestión del patrimonio familiar con el objetivo de ayudar a las familias a vivir tranquilas poniendo en orden sus finanzas, marcando objetivos razonables e invirtiendo en activos que permitan cumplirlos.

Nuestro Equipo

Conozca a los profesionales que hay detrás de BISSAN

Nuestro Equipo

Primera visita gratuita y sin compromiso

+34 937 687 532

o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo